jueves, 30 de junio de 2016

Cine de acción | Orígenes, ¿qué es?, lo mejor, grandes películas, primer film, cuando empieza | Cómo aprender cine | Lección 19


Antes de que las estrellas del verano y los films más taquilleros del año fueran las adaptaciones de novelas juveniles o los films superhéroes, existió un cine llamado 'cine de acción' que fue el rey indiscutible de las taquillas. Films como Arma Letal, Jungla de Cristal o Rambo y actores como Sylvester Stallone, Mel Gibson o Arnold Schwarzenegger, eran los hombres más cotizados del séptimo arte en aquellos años, ocupaban las revistas del planeta y los jóvenes contaban los días para los estrenos de los films de estos auténticos superhéroes de los 80. Por eso nos preguntamos cuáles son los orígenes de este cine o más bien qué es exactamente el cine de acción.



ORÍGENES DEL GÉNERO

Todos conocemos el cine negro pero, prácticamente, ha sido imposible hacer una descripción perfecta sobre él. Sabemos o conocemos rasgos concretos que lo identifican; una dura fotografía con tintes expresionistas y un profundo contraste del blanco y negro, la aparición de un mayor protagonismo de la mujer, aunque fuese bajo el disfraz de femme fatal, el trágico destino del que los protagonistas no pueden escapar, la mezquindad del héroe. En fin, una serie de cuestiones sobre las que ya profundizaremos cuando nos toque su especial, pero que sin duda son rasgos constantes que habitan en la mayoría de esas películas.

Así que, por qué no preguntarnos qué característiscas pueden definir también al cine de acción, o más concretamente, el cine de acción de los 80, que es sobre el que verdaderamente vamos a hablar en este especial.

En su definición más simple, diríamos que es un tipo de películas donde el clímax principal del metraje lo ocupan las escenas de acción encarnadas en persecuciones, tiroteos, puñetazos, etc... Y cierto es que es uno de los leitmotiv fundamentales del género, pero también es cierto que el cine de acción que todos conocemos contiene una serie de características que lo hicieron propio y que, en mayor o menor medida, son rasgos que la mayoría de estas cintas suele contener.

CARACTERÍSTICAS

Primero tengo que decir que el cine de acción sobre el que estamos hablando (ese nacido en los 80) no deberíamos entenderlo como un género puro ya sea basándonos en el estilo o en la ambientación, que son los dos valores que definen el género cinematográfico. Este cine de acción es, más bien, una forma de enfocar un género. Es verdad que posee unos aspectos comunes que podrían autodefinirlo, por ejemplo: el estar ambientados en la época real en la que se ruedan, normalmente en un ámbito policial, la investigación como constante general de las tramas, el héroe frente a su némesis y otros aspectos bastante comunes en la mayoría de títulos realizados en esos años. Pero también es cierto que algunas películas pertenecientes a géneros más definidos como la ciencia ficción, el terror, el cine bélico o, incluso, el western han llegado o pueden ser considerados también como cine de acción. Por ejemplo, ¿qué diferencia encontramos entre Alien el octavo pasajero y Alien el regreso para ser catalogada la primera como terror, la segunda como acción y ambas como ciencia ficción? Pues, simplemente, que la segunda da total énfasis y prioridad a las escenas de acción. Estas son un protagonista más del film, son los fragmentos mejor planificados y donde más tiempo y dinero se ha invertido, además de estar pensados para ser el clímax y el recuerdo que permanece en nuestra memoria.

Por eso, el cine de acción (repito, siempre hablando del género nacido en los 80) no debería ser entendido como género puro sino, más bien, como una forma de entender o de enfocar otros géneros cinematográficos.
Con esto lo único que quiero remarcar es que una película, por tratar la ciencia ficción como planteamiento principal, no debe ser apartada de ser considerada también una cinta de acción.

Volviendo al tema principal del que estábamos hablando, cuáles eran las características además de la acción ininterrumpida que definían el cine de acción tal y como lo conocemos en la actualidad, vamos a empezar a enumerar una serie de rasgos y factores que aglutinarán todas las constantes que consiguen que este cine tenga autodenominación propia.


Cine de acción | Orígenes, lo mejor, grandes películas, primer film
Empecemos por la que posiblemente sea la aportación principal de este, llamémosle, subgénero: la planificación de las escenas de acción. Desde los inicios del séptimo arte siempre hubo escenas de este tipo, pero nunca estuvieron planificadas e implementadas con la misma o más importancia que el resto de secciones del metraje. Anteriormente, estas escenas eran encargadas, en la mayoría de los casos, a una segunda unidad, no tenían imaginería propia, eran rodadas con muy pocos medios y sin ninguna planificación detallada. Todos recordamos la secuencia de cuadrigas de Ben-Hur, ¿por qué? Pues simplemente por ser una de las pocas secuencias de acción del cine clásico que sí estaba planificada desde el guión. William Wyler decidió preparar y rodar él mismo la escena, no quiso dejarla a una segunda unidad y, además, decidió invertir el mismo tiempo y dinero (incluso más) que en el resto de secuencias del proyecto. Lamentablemente o no, estos casos eran pequeñas excepciones.

En cambio, a principios de los 80 esto empieza a cambiar. Los realizadores nuevos empiezan a priorizar estas escenas, siendo al final donde más tiempo del rodaje invierten. Además las escenas empiezan a tener firma y nombre propio. Las segundas unidades ya no ruedan la mayoría de escenas de acción, empiezan a ser los propios directores los que se encarguen de rodarlas y planificarlas. El sello y estilo de los Cameron, Mc Tiernan o Spielberg ayudados por los técnicos de efectos visuales como Winston o Bottin crean un estilo y una forma de entender el cine no visto hasta la fecha.

Otra característica casi fija era el héroe de los 80, un nuevo tipo de héroe habia nacido, mucho más físico y atlético, solitario, fanfarrón, autosuficiente. El carisma del personaje no recaía en el propio personaje de ficción sino en una megaestrella cinematográfica. Estos megastars eran los reyes del show pues, aunque los grandes directores fueron verdaderamente los que dieron la mayoría de edad al género, las verdaderas estrellas que universalizaron este cine fueron ellos. Podías ver a Rambo a Rocky o a Tango pero, en el fondo, lo que se iba a ver era a Stallone, o a Schwarzenegger, Bruce Willis, Mel Gibson, Kurt Russell o incluso otros nombres de segundo nivel como Steven Seagal, Van Damme y compañía.

Me gustaría mencionar un apunte que no lo incluiría como característica propia del cine de acción sino como un subgénero nacido dentro de él, las buddy movies. En ellas, aunque el protagonista principal sigue siendo ese héroe socarrón interpretado por la estrella de turno, a este se le une un acompañante de aventura. El objetivo era intentar dinamizar el ritmo de la cinta mediante el diálogo y el humor entre explosión y explosión (en la mayoría de ocasiones la gracia estaba en que las personalidades de ambos héroes era totalmente antagónica); para los guionistas era más fácil tener una pareja para dialogar y poder comunicar al espectador  los avances de la trama y encima aportar un pequeño toque de chispa y humor. Encima aprovecharon el invento para rentabilizar más rápidamente los ingresos del film al aportar como compañero a un actor de color como, por ejemplo, Danny Glober en Arma letal, Eddy Murphy en Límite 48 horas o Samuel L. Jackson en Jungla la Venganza. Con este añadido ganaban una buena tajada ecónomica gracias a todo ese público afroamericano que añoraba un protagonista de color, algo que no era muy habitual salvo en alguna excepción.
Como apunte final a este paréntesis, comentar que, de todas estas parejas quizás la más costosa económicamente fue la de Tango y Cash ya que prácticamente era unir a dos actores top de este género como eran Stallone y Rusell en un mismo proyecto, con la subida en el gasto económico que eso supondría para la producción.

Continuamos con las características: las secuelas. Raro es que una franquicia con éxito no fuera explotada hasta la saciedad, como ocurrió con los cuatro Rambo, cuatro de Arma letal, cuatro de Jungla de cristal, cuatro de Terminator, cuatro de Alien más los Alien vs predators, ídem de estos últimos y así hasta el infinito.

Las coreografías. Aparte de grandes directores y genios de los fx, los coreógrafos de escenas de acción empiezan a ser indispensables, sobre todo una vez comenzados los 90. Importados por Hollywood del cine oriental, estos desconocidos se convierten en piezas claves de muchas de las famosas cintas de acción.
Tiroteos, peleas, persecuciones y demás situaciones eran planificadas junto a estos especialistas, quienes consiguieron dotar a estas escenas de una fuerza e impacto visual nunca antes vista.

La Steadicam. Esta pequeña cámara o más bien estabilizador de cámara, despunta en los 80 y se convierte en otro de los rasgos y valores fijos del cine de acción. Nombres como el de Jim Muro, uno de los grandes maestros de este invento, consiguió filmar escenas jamás vistas y que, anteriormente, no hubiesen podido ser rodadas. Todos recordamos la persecución a través de vallas, pasadizos y laberintos que Kathryn Bigelow junto a Jim Muro consiguieron realizaren la película Le Llaman Bodhi.



Los diálogos graciosos, mejor dicho, las frases o momentos cómicos conocidos en inglés como one liners y que podríamos traducir por chascarrillo o epigrama. El invento se le atribuye a Schwarzenegger y simplemente consistía en soltar una frase socarrona y cómica en momentos puntuales del film. Las plateas estaban expectantes y rugían fervorosamente en ovaciones y carcajadas cuando estas se producían.
Para mi gusto desvirtuaban y sacrificaban el clímax de tensión a costa de conseguir una simple carcajada, estaban construidas pensando más en la gloria del actor que en la de la cinta o el personaje interpretado.
Creo que de todas las películas, actores y personajes, solo Bruce Willis y, sobre todo, su McClane salieron ganando con estos chascarrillos. De hecho, cuando tengo que elegir la mejor película que representa el género siempre acabo nombrando Alien el Regreso, entre otras razones, porque Cameron, gracias a no disponer de una megaestrella ochentera, no tuvo que doblegarse ante esta circunstancia, con lo que se consiguió que la seriedad y tensión de la historia la situaran en el número uno. Soy un amante de Depredador pero jamás podré entender por qué Schwarzenegger a punto de morir tiene la desfachatez de gastarle una broma fanfarrona al mayor cazador interplanetario que nos hayamos encontrado.

-- A continuación pongo unos ejemplos de algunas de estas frases.
-- Schwarzenegger a un villano: ¿Te acuerdas que te prometí que te mataría el último?-- Villano: Sí, sí.-- Schwarzenegger: Te mentí.
-- Rambo a Trautman rodeados por un ejército ruso: Tengo un plan, ¿los rodeamos?
-- Schwarzenegger, a punto de morir a manos del Predator: Eres una auténtica belleza.

-- O simplemente ese "yipi ka yei hijodeputa" de McClane.


Cine de acción | Orígenes, lo mejor, grandes películas, primer film
Ya para finalizar, podríamos apuntar algunos detalles más que caracterizaron el género, como los compositores que crearon un estilo propio, la perfección y mejora del uso del sonido, ya fuese en las explosiones, vehículos, robots o, sobre todo, en las armas. El sonido del disparo acapara un protagonismo nunca antes alcanzado. Apoyado en el naciente dolby digital o dts, consiguen momentos de maestría como podemos atestiguar al ver el famoso tiroteo de Heat, donde el propio sonido de las armas llega hacer incluso de banda sonora consiguiendo que la ausencia de la misma no llegue a echarse en falta en ningún momento de la secuencia.

Por último no podemos olvidar a los que posiblemente fueron los artífices que hicieron posible el nacimiento de este género, los productores Joel Silver, Mario Kassar, Andrew Vajna o Jerry Bruckeheimer, por citar algunos, son igual o más protagonistas que los directores o actores que las realizaron; en muchas ocasiones incluso llegó a ser casi más fácil ver la marca del productor que la del realizador.

Bueno y una vez terminado este repaso a las características del género y con las ideas más claras, volvamos al título que encabeza el artículo: Origen del cine de acción. Pues bien, quiero concretar y definir  lo máximo posible no ya el origen sino el título clave que dio pie a todo esto.

Cine de acción | Orígenes, lo mejor, grandes películas, primer film
Antes, hablaremos un poco sobre los antepasados del género. Posiblemente en las primeras películas mudas o, incluso, cortos encontraríamos rasgos del género, persecuciones a pie o en tren, tiroteos de policías o de vaqueros, etc., pero si algún primer nombre importante podemos apuntar quizás sea Ernest B. Schoedsack. Ya con El malvado Zaroff Schoedsack demostró la importancia que le daba al rodaje de las secuencias de acción, es más, si vemos esta película en la actualidad llegamos a apreciar algún tipo de travelling que obliga que en nuesta mente aparezca el título de Depredador. Además, también realizó King Kong, otra virguería donde escenas como el ataque final de los aviones sobre King Kong demuestra estar rodado con una calidad fuera de lo normal.

Después quizás daríamos un salto muy grande para llegar a Sam Peckinpah y el uso y abuso que hizo de los tiroteos. Estos podrían ser los primeros grandes tiroteos de la historia, logrados gracias al perfecto uso de la cámara lenta, los stunt o especialistas y unos primeros detalles del estudio en el realismo del sonido; además consiguió dejar una huella clave en los futuros jóvenes realizadores creadores del nuevo género que vendría después, como por ejemplo su discípulo principal Walter Hill. También tenemos la figura de Clint Eastwood quien, aunque al inicio de su carrera estuvo bastante emparentado con el género de acción, al final demostró no pertenecer al mismo. No obstante queda claro que algunos o muchos de los rasgos de sus personajes, muy en especial del inspector Harry Callahan, quedarán inscritos en la personalidad de muchos de los héroes posteriores. Y por supuesto no íbamos a olvidar la saga de Star Wars, en concreto La Guerra de las Galaxias que data del año 77 y El Imperio Contraataca que es del 80, ambas precursoras del nuevo cine, y en las que abundan las escenas de acción, aunque por su temática y planteamiento no podemos aceptarlas dentro de él. Lo mismo le ocurre a En Busca del Arca Perdida, la genial obra de Spielberg que también dejaría marca y crearía tendencia para el cine que estaba a punto de llegar.

A grandes rasgos, estos fueron los inicios del género pero, ¿cuál fue la primera película del cine de acción de los 80? Si de verdad tengo que decidir cuándo y qué título dio origen al género tal y como se conoció durante casi 20 años, entonces debo decir que el primer título puro con denominación de cine de acción fue... Acorralado (First blood, 1982). A mi entender, en este título ya podemos apreciar las características principales del género: la presencia de la mega estrella Silvester Stallone, el nacimiento del nuevo héroe físico y atlético, suman cuatro entregas, la música de Jerry Goldsmith, que sentaría las bases del género, un cuidado especial en el rodaje de las escenas de acción, el héroe solitario contra el mundo y, en fin, otra serie de detalles que consiguen que este título de Ted Kotchef guionizado por el propio Sylvester Stallone se convierta en el primer título 100% cine de acción y además defina la mayoría de las bases que acompañarían al género durante dos décadas.


Cine de acción | Orígenes, lo mejor, grandes películas, primer film



1 comentario: